Cómo Crear un Embudo de Ventas para Vender Online


¿Te parece fantástico crear un sistema para que vendas en modo automático todos los días? Sé que te suena como algo ilógico, sin embargo, esta fórmula existe y es la única que te ayudará a vender sin tu presencia. 

Para concretar en sí este concepto, quiero que conozcas en primera instancia que existen 2 tipos de ventas, tales como: la venta directa y la venta indirecta.

A continuación, te explico cómo funciona cada una de ellas.

Tipos de canales de venta online

1. Venta directa


La venta directa es la forma más usual que la mayoría de los emprendedores y empresas lo hacen actualmente. 

Supongamos que tienes una página web donde tienes un catálogo de productos, y continuamente estas llevando gente a tu página a través de la publicidad en redes sociales, Google, E-mail o posicionamiento orgánico en Google. Cualquier sea el método que utilices, estás llevando gente a tu página y en el caso que cualquiera de ellos haga una compra, estás generando una transacción de venta.

Sin embargo, conseguir esa transacción en esta forma de vender es poco efectiva, pero te preguntarás ¿Por qué es poco efectiva? Porque básicamente aquella persona que llega a tu página web y no te conoce quién eres, sencillamente no te va a comprar. En otras palabras, es que todavía no has generado alguna relación con esa persona, no sabe, si eres una persona o empresa en quien confiar o no.

Asimismo, hacer este tipo de venta, estas arrojando al tacho muchas opciones de venta, porque cualquier persona que llega a tu página y no te compra, ese cliente lo vas a perder, por lo que no funciona como pensabas o querías que funcione. Pues, este es el tipo de venta que muchos lo están usando y como consecuencia no están generando transacciones de venta exitosas.

2. Venta indirecta


La venta indirecta es muy similar a la anterior, pero muy pocos lo están usando e incluso no lo realizan de una mejor manera.

Imagínate que tienes la misma página, pero en este caso no tienes que tratar de vender directamente. Aquí lo que tienes que hacer es algo simple y sencillo, solo tienes que obtener el E-mail de la persona que ha llegado a tu página web, pero te preguntarás ¿Para qué quiero su E-mail? Porque al obtenerlo, tendrás una de las mayores ventajas, debido a que tienes la posibilidad de poner en acción las estrategias de E-mail Marketing, de tal forma puedas crear una relación de confianza, ya que es el ingrediente principal que tú necesitas, para que esa persona desconocida te conozca y finalmente en algún momento termine comprando tu producto.

Ahora bien, como ya has obtenido su E-mail que es lo más importante para generar una venta, ahora lo único que tienes que hacer, es que, a través de ese E-mail, hagas pasar a esa persona a través de un proceso que actualmente ya hayas escuchado como Embudo de Ventas o Funnel, pero en síntesis quizás no sabes qué es.

Supongamos que mucha gente comienza a visitar tu página web y se haya registrado con su E-mail, pues te está dando un dato clave para que así le escribas un E-mail cuando quieras, es decir que le envíes la información que realmente necesita, aportándole un valor significativo y no el común Spam "Correo no deseado". De esta manera tienes la gentileza de crear una valiosa relación con esa persona y cuando esa relación crezca aún más, mejor será para ti y finalmente terminen comprando algo que realmente le interese.

Ahora bien, como esa persona te ha brindado su E-mail, y entra a tu proceso de ventas, es importante que le hagas pasar por ciertas fases como son:

Fase 1. Atracción 

Es la fase cuando comienzas a atraer personas a través de la publicidad online o posicionamiento orgánico para introducirlas en tu proceso de ventas.

Fase 2. Interés 

En esta fase, están aquellas personas a las que les interesa tu producto o propuesta de valor. En el caso que no se muestren interesados, puedes eliminarlos de tu lista de correos en un tiempo determinado, porque de nada sirve tenerlos, si no están interesados en lo que realmente le puedas aportar. 

Fase 3. Deseo 

En esta fase, tendrás la gentileza de generar un deseo de compra, por lo que esa persona empieza a tenerte en cuenta en ese algo como puede ser un producto que le estas ofreciendo.

Fase 4. Acción 

Es la fase, en la cual, esa persona que le ha interesado tu producto vaya a tu página y empiece a colocar sus datos y su cuenta bancaria para realizar la compra. 

En efecto, lo que está ocurriendo en este proceso, es que cada vez esa persona está comenzando a confiar más en ti, ya que lo estás demostrando seguridad y generando una relación de confianza para que realice una compra, caso contrario si no la haces, esa persona no te comprará. Cabe destacar, que a este proceso se le conoce como Embudo de Ventas o Funnel.

Es así que, una vez que esa persona a colocado sus datos en tu Página Web como es su E-mail, no lo estás intentado vender aún, lo que estás haciendo es generar una relación, por lo que comenzarás a enviarle una serie de correos escalables, principalmente aportándole valor, es decir información relacionada con tu negocio y el producto que quieres vender.

Finalmente, cuando esa persona ha pasado por esta serie de correos, ha llegado el momento que le envíes un E-mail de venta o incluso varios, diciéndole "Mira te he estado aportando valor, esto sé que te interesa por lo que has estado abriendo los correos que te enviado y tengo un producto que seguramente te interesa, ¿Por qué no lo compras? ". Entonces el E-mail que le enviaras deberá tener un enlace que le llevará tu página de ventas.

Ejemplos de venta online (directa e indirecta)

  • Venta directa: en este caso es muy poco efectivo vender un producto de precio alto, pero si ofreces un producto como por ejemplo un libro de "Cómo Ganar Dinero por Internet" que cuesta 20 dólares, aquí este tipo de venta si funciona, porque ese cliente no tiene que pasarlo demasiadas veces para adquirirlo, por lo que no necesitarás tener un sistema de ventas.
  • Venta indirecta: para este tipo de venta el primer caso suele funcionar siempre y cuando el precio del producto que quieras vender es bajo, que supuestamente con menos de 3 correos en los cuales le aportas valor, es más que suficiente para que le envíes un E-mail de venta e incluso enviarle aún más para que termine comprando ese producto de precio bajo. De igual forma, si estas recomendando un producto que es muy caro no te funcionará al usar la venta directa, pero sí el método de la venta indirecta, donde lo único que tienes que hacer es atraer gente, captar su E-mail, identificar que se muestra interesado, generarle un deseo de compra y finalmente llevarlo a la acción, para que finalmente esa persona termine comprando tu producto y generar una venta totalmente garantizada. 

En conclusión, recuerda que, si esa persona que te ha dado su E-mail y no te compró, no significa que en el futuro no te va a comprar cualquier otra cosa.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente